#NiUnaMenos El peligro de viajar sola siendo mujer

#NiUnaMenos

 ellas viajan solas english

Probablemente te has enterado del trágico asesinato de dos mujeres argentinas que viajaban en Ecuador y se ha hablado mucho acerca de este caso en los medios, parte de lo que he leído en los medios fue lo que me llevó a escribir este artículo, que nace desde una inquietud ante la cual en el mundo aún no existe consenso.

Si, leíste bien el título, no es que haya cambiado de idea y que ahora crea que las mujeres no debemos viajar solas.

Muchos artículos han tratado este tema y hay algo que me dio vueltas por horas: el hecho de que fueran dos mujeres las víctimas significa un enfoque muy diferente del que reciben iguales casos de hombres en los medios.

Si has leído algunos de ellos habrás visto lo mismo que yo:

 

Ellas viajaban solas

¿Por qué se considera que dos mujeres que viajan juntas, lo hacen solas?

Hagamos un poco de matemáticas:

Una mujer que viaja sola….lo hace SOLA, si viaja con una amiga: son dos mujeres que viajan juntas

1 + 1 = 2

Se insinúa que la mujeres somos irresponsables por viajar solas, sin un hombre o más amigas que las acompañen y lo que me molesta es el trato que se les da a estas lamentables y tristes situaciones, que ojalá nunca más ocurran.

Los que escriben sobre este tipo de sucesos desde una posición de crítica, hablan como si las mujeres necesitáramos de un chaperón para poder vivir libremente nuestras vidas, además insinúan la culpabilidad de las víctimas.

Me duele que se hable del tema de violencia contra la mujer como algo provocado por ellas, pero téngalo claro:

Ninguna mujer anda buscando que abusen de ella

 

Se les denomina víctimas precisamente por ello, hay alguien culpable de ese acto, de dañar a otro, un victimario que le quitó la vida a alguien.  Pudo haber sido un desconocido, su esposo o incluso algún familiar, pero el sólo hecho de VIAJAR no fue lo que les hizo perder la vida.

Lo que les quitó la vida a aquellas mujeres no es el viaje: fue otra persona la que lo hizo.

Mujeres en todo el mundo sufren de violencia física y sicológica todos los días, de parte de quienes aman y sienten terror de denunciar por miedo a recibir más violencia. Sienten miedo de que la sociedad las critique y las encuentre culpable por haber hecho algo que provocara ese ataque, como haber utilizado ropa ajustada o demasiado maquillaje.

Esta realidad afecta negativamente el bienestar de las mujeres e impide su plena participación en la sociedad. Porque por ejemplo, para una mujer, ser asaltada en la calle además significa probablemente también, una violación sexual.

DSCN9995

Porque para las mujeres, caminar por la calle implica estar constantemente expuesta a la posibilidad de recibir gritos e incluso toqueteos incluso a plena luz del día.

Me lo dicen a mí que crecí en Santiago, Chile…uno de los países donde más he vivido esto. Una ciudad donde puedes estar en el metro o el bus y encontrarte con un hombre masturbándose encima tuyo ‘sin que te des cuenta’ (si…me sucedió eso cuando tenía como 15 años), donde caminas y los hombres se sienten con el derecho a decirte lo mucho que te desean o lo que imaginan hacer con tu cuerpo…y NADIE HACE NADA, es más, se considera incluso normal, porque ellos sienten deseo.

Aún a mis 35 años me cuesta mucho aceptar que por el solo hecho de ser mujeres debemos limitar nuestro actuar y nuestra toma de decisiones, desde cosas tan básicas como la ropa que vestiremos, porque eso puede significar terminar violadas a la vuelta de la esquina.

 

Igualdad de género

Desde pequeña crecí con la firme idea de que los seres humanos somos muy parecidos y de que tenemos más o menos los mismos ideales de vida: ser felices.

Con el tiempo he ido aprendiendo de que, si bien en general esto es así, hay muchas personas con las que no compartiremos nuestra visión de mundo  ni nuestros valores.

A pesar de toda la información que hay hoy en día disponible en las redes, los seres humanos seguimos teniendo una manera de pensar muy limitada. Si bien, biológicamente hombres y mujeres no somos iguales, deberíamos tener los mismos derechos en la sociedad en que nos desenvolvemos.

Me preocupa por ejemplo que, aún hoy en el siglo XXI, tengamos que hablar de igualdad y hoy en día aún existe una brecha gigantesca de género que vivimos diariamente incluso las mujeres más independientes.

– Aún ganamos menos sueldo que los hombres con el mismo cargo en grandes empresas.
– Aún tenemos que pensar dos veces antes de ponernos un short pequeño o pintar de rojo nuestros labios
– Aún tenemos que pensar tres veces antes de tomar otra cerveza solas en el bar.
– Aún tenemos cierto temor cuando subimos al metro lleno de gente o a un taxi tarde en la noche.

¿Cómo poder hacerles entender a esos hombres que las mujeres tenemos derecho a respeto y sobre todo, tenemos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos? ¿Cómo les dices que ellos no tienen poder sobre nosotras si incluso los gobiernos o la religión les dice que las mujeres no podemos tomar ninguna decisión sobre nuestro cuerpo?

Tal vez esto cambiaría si comenzáramos a hacer las cosas diferentes. Si en vez de educar a las mujeres desde niñas a que sean ‘señoritas’  educáramos a los hombres a respetar a las mujeres por el hecho de ser seres humanos igual que ellos.

Un ejemplo bellísimo es el que dio el año pasado don Herbert Bautista, quien determinó que la ciudad de Quezon en Filipinas sería una ciudad segura para todos, hombres y mujeres y forma parte de la campaña de la ONU Mujeres ‘HeForShe’

 

En búsqueda de aventura

 

Cuando viajamos somos testigos de tantos actos de generosidad y bondad que de pronto perdemos referencia de la realidad. Nos olvidamos de que no todos los seres son buenos y confiamos, a mi gusto demasiado…pero no me escuchen tanto…yo soy DEMASIADO desconfiada…y es así como, hasta hoy, siempre he tenido sólo buenas experiencias viajando.

Entiendo que cuando uno está de viaje, la aventura lo es todo. Estamos dispuestos a hacer cosas que a lo mejor no haríamos en nuestras casas o en el lugar donde vivimos y nos arriesgamos mucho más.

Lamentablemente, creo que para vivir en este maravilloso mundo tenemos que adaptarnos un poco. Aunque no nos guste tenemos que ver la realidad tal cual es: en el mundo hay gente mala también.

Entonces, en esa búsqueda de aventura, quizás convenga ser un poco precavidas cuando viajamos, la clave está en prevenir. Yo por ejemplo JAMÁS entraría en la maleta de un auto al que hago dedo…pero porque soy claustrofóbica y además he visto demasiadas películas de terror.

Hay situaciones a las que nos exponemos y que no deberían significar un riesgo, pero a veces lo son.


untitled_2016_00012

 

El viaje no implica mayores riesgos que salir de tu casa

A pesar de todo lo que me gustaría creer que el mundo es lindo, amigable y que todos los seres buscamos el amor y la hermandad, esto no es así. Todos deberíamos aplicar un poco sentido común cuando viajamos, para que exista un balance entre el intenso deseo de aventura y mantenernos sanos y sobre todo con vida mientras viajamos.

Esto no es sólo cosa de mujeres, los hombres también están expuestos al peligro cuando viajan y el tema Seguridad mientras viajamos no debería ser un asunto de género. Pienso que cualquier viajero está expuesto a peligros por el sólo hecho de estar fuera de su zona de confort.

La mayoría de los problemas a los que nos vemos expuestos cuando viajamos no tiene que ver con el género, sino que a veces se relaciona mucho más con personas, con malas decisiones o con estar en el lugar equivocado en el momento equivocado, así como puede suceder en cualquier lugar del mundo.

Para poder disfrutar de la ruta hay que ser realistas: como mujeres tenemos que tomar muchas más precauciones que un hombre si viajamos solas.

Sí, porque aunque no nos guste (e incluso odiemos la idea) hay hombres que han sido criados bajo una cultura machista, como ocurre en gran parte del mundo y ellos creen que tienen poder sobre el cuerpo de las mujeres por el sólo hecho de ser hombres. Hay quienes que postulan que existe una cultura de la violación en la que estamos todos involucrados.

Guía para Mujeres que Viajan Solas

La regla de seguridad primordial en viaje sería:
NO HAGAS ALGO QUE NO HARÍAS EN CASA

Para que el viaje signifique vivir experiencias enriquecedoras y no andar paranoicos pensando que todo representa un peligro o todos quieren hacernos daño, debemos aprender a ser precavidos, pero también a disfrutar las oportunidades que se nos presentan en el camino.

Viajar con una cautela que no te impida aceptar la invitación que te hace una familia a cenar con ellos, o de no rechazar la ayuda que alguien genuinamente te ofrece.

Cada viaje te dará más experiencia y criterios para poder determinar si una situación se ve sospechosa o no…y lo más importante: SIEMPRE CONFIA EN TU INTUICIÓN. Cuando sientas que algo anda mal, probablemente lo sea así, si una situación te hace doler el estómago, sal de ahí lo antes posible.

 

DSCN7568

Con los años he creado mis propias reglas para cuando estoy sola en la ruta y hasta ahora me ha funcionado. He tenido suerte cuando en mis primeros viajes hacía cosas mucho más atrevidas que ahora, pero porque he visto mucho en el mundo me he vuelto un poco más precavida, sin por eso dejar de pasarlo muy bien.

El objetivo de viajar es volvernos consientes de esas diferencias, de aprender acerca de otras tradiciones, creencias y vivirlas con respeto.

Siempre hay que recordar que somos huéspedes y visitas de los destinos a los que viajamos, que hay que tener muy presente las costumbres locales.

Porque si bien en India hacen 40º de calor, no puedo ponerme ese mini vestido que tan cómodo me queda, porque en Turquía no serás tan bien vista si entras a la mezquita sin tapar tus cabellos o en Tailandia quieres entrar y sacar una selfie con un monje Budista.

 

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

Que nadie te diga que no puedes viajar sola porque eres mujer

Que nadie te diga que porque dos chicas tuvieron una experiencia terrible tu vas a ver tus sueños truncados de viajar

Que la experiencia horrorosa que han vivido otras mujeres nos sirva para recordar que tenemos que cuidarnos

Que toda la violencia que han vivido otras mujeres nos recuerde que tenemos derecho de salir al mundo y que no necesitamos de nadie que nos acompañe.

Lo principal es que el miedo no te impida seguir tus sueños

 

Se ha creado una campaña masiva en distintos países cuyo emblema es el Hashtag #NiUnaMenos  con el que puedes seguir lo que se está haciendo para crear consciencia de este terrible tema en los diferentes medios y redes sociales.

#WeGoSolo #Niunamas #ViajoSola

nomadicchica.com-

Nomadicchica

Gloria, Nomadic Chica, es originaria de Chile. Creció soñando con viajes y con explorar más allá de Los Andes y ha logrado hacer sus sueños realidad. Con viajes por Asia, Europa y Sudamérica, Gloria tiene gran experiencia y conocimientos en el área de los viajes para compartir. Nomadicchica.com fue creado para inspirar a otros a viajar más y para empoderar a otras mujeres a viajar solas. Sigue a Gloria mientras ella trae el mundo de los viajes hasta ti

3 Comments:

  1. Pingback: 8 Mujeres viajeras que me inspiraron a viajar – Majo viaja

  2. Gracias por compartir tus experiencias!!

    Yo estoy planeando viajar a Turquia a fin de año, busco otro horizonte :D… pretendo quedarme allí o viajar por Europa*.*

    Saludos desde Chile!

Deja un comentario ¿Que piensas de esto? (Los respondo todos)